sábado, 4 de junio de 2011

El poder del silencio

Silencio de Octavio Paz

Así como del fondo de la música
brota una nota
que mientras vibra crece y se adelgaza
hasta que en otra música enmudece,
brota del fondo del silencio
otro silencio, aguda torre, espada,
y sube y crece y nos suspende
y mientras sube caen
recuerdos, esperanzas,
las pequeñas mentiras y las grandes,
y queremos gritar y en la garganta
se desvanece el grito:
desembocamos al silencio
en donde los silencios enmudecen.



Desde que el mundo tiene memoria, el silencio es utilizado como terapia. Yo me he tomado mi silencio, ahora sus frutos saben a gloria y es que un silencio a tiempo siempre vale más que mil palabras. Con energías renovadas retomamos la palabra.

2 comentarios:

Joana dijo...

I aquí esperem...

MARIAN dijo...

UN MOMENTO DE SILENCIO, DE TRANQUILIDAD,DE SER CAPAZ DE ESCUCHARSE A UNO MISMO.
UN SALUDO
MARIAN