martes, 3 de febrero de 2009

No es lo mismo, no son iguales.

Bona tarda amics i amigues, companys i companyes del Club d’Oratòria. En primer lloc agrair al Club i a la seva organització haver acceptat l’invitació de la nostre Agrupació i comptar amb la vostre presencia avui, aquí, a Abrera.

Vull aprofitar aquesta oportunitat per fer una reflexió al voltant d’un comentari que amb freqüència apareix en converses, d’amics. Sovint trobem persones que diuen que és el mateix esquerres que dretes, que hi ha pèrdua de valors i que tots som iguals.

Para ayudarme en esta reflexión, revisé el significado de las palabras derecha e izquierda en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, para la palabra derecha, no se le atribuye un significado político, mientras que para izquierda dice que es el conjunto de personas que profesan ideas reformistas o, en general, no conservadoras. Por lo tanto, lo contrario de izquierda es el conservador y no de derechas que es lo lógico.

Pero esto no es casualidad, estas definiciones responden a la intoxicación que se genera para confundir la opinión pública. El quince de enero, el mismo día que yo recogía este panfleto de la derecha de mí buzón, en el que se atribuyen presuntas mentiras al presidente Zapatero. El mismo día, los sindicatos UGT y CCOO con sus líderes Candido Méndez y Fernández Toxo a la cabeza se manifestaban en Valencia (comunidad gobernada por el PP) contra la precariedad y por el empleo estable en esta comunidad.

Pero no, no es lo mismo un gobierno de izquierdas que frente a una crisis ofrece potenciar la formación para facilitar la recolocación de los desempleados, aplazar el pago de la hipoteca, permitir recibir mensualmente las deducciones de la declaración de la renta por compra de vivienda, ampliar el plazo a los que le cumple su cuenta ahorro-vivienda o permitir la capitalización hasta el 60% de su prestación por desempleo, que un gobierno de derechas que frente a la crisis ofrece un decretazo que suponía la perdida de las prestaciones por desempleo para aquellos trabajadores que digan NO a un empleo en cualquier punto del territorio español. No es lo mismo.

Como izquierda se conocía a los componentes en las asambleas de la Revolución francesa que ocupaban esta posición. Hoy, en el Parlament o en el Parlamento español, nuestros representantes conservan este mismo espacio con respecto al orador. No es una anécdota aislada, es porque los valores de la revolución francesa siguen hoy plenamente vigentes. Recordáis, liberte, igualite y fraternite.

No, no es lo mismo un gobierno izquierdas que nos saca de la guerra de Irak o propone la Alianza de civilizaciones, que un gobierno de derechas que nos lleva a una guerra en busca de armas de destrucción masiva que no existen, la gran mentira de la guerra de Irak, no es lo mismo porque cuando los ciudadanos de un país viven largos periodos de paz, trabajan, forman familias, hacen realidad sus proyectos individuales y son libres. Eso es libertad.

No, no es lo mismo un gobierno de izquierdas que aprueba la Ley Contra la Violencia de género o la Ley de igualdad que un gobierno de derechas que se niega a realizar preguntas a la ministra de igualdad por considerar su ministerio innecesario. No, no es lo mismo un gobierno de izquierdas que regulariza la situación de los inmigrantes con trabajo en España, que un gobierno de derechas que niega la realidad y no reconoce sus derechos como trabajadores. Eso es igualdad.

No, no es lo mismo un gobierno de izquierdas que aporta 8.000 millones de euros a los ayuntamientos en épocas de crisis, que un gobierno de derechas que retira el impuesto municipal de actividades económicas y sin contrapartidas.

Cuando un gobierno de izquierdas concede 1000 millones de euros para erradicar el hambre en el mundo, como el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero. Eso es solidaridad.

Por último deciros que en junio se celebrarán las elecciones europeas, los ciudadanos y ciudadanas en Europa necesitamos una amplia mayoría de izquierdas que frene a la derecha e impida directivas como: la directiva Bolkestein que pretendía contratar en origen a inmigrantes y traerlos a trabajar a Europa con las mismas condiciones laborales y salariales de su país de origen o la directiva del tiempo de trabajo que pretendía imponer una jornada laboral de 65 horas al margen de lo negociado en los convenios colectivos.

Cada uno de vosotros contáis con argumentos suficientes que diferencian derechas de izquierdas, para que nadie tenga dudas y ningún ciudadano deje en manos de otros lo que podemos decidir por nosotros mismos.

Muchas gracias por vuestra atención.

(Discurso pronunciado el 2 de febrero de 2009 en la jornada celebrada en Abrera del Club de Oratoria de la Escola Xavier Soto).

7 comentarios:

David dijo...

Francamente, me produce vergüenza ajena oír en boca de aquellos que son incapaces de hacer autocrítica, por seguidores incondicionales e irracionales de la causa, semejantes alabanzas a sus políticos representados escudadas todas ellas en los argumentos decimonónicos de la lucha de clases, los mismos políticos que luego forman parte sin pudores de las conferencias de Davos o, sin ir más lejos, los que impusieron en nuestro régimen laboral los contratos basura. Sí, los contratos temporales, de una banda, y los contratos de aprendizaje, por otra.

Curioso, pero en esa espléndida época dorada del gonzalismo izquierdista ilustrado fue cuando se coló la lacra de los contratos bazofia en nuestras leyes laborales.

De todas maneras, es en la época del zapaterismo misericordioso cuando se sigue utilizando esta práctica habitual en la jurisdicción laboral. Para mi es denigrante observar cómo se legisla con indulgencia sin hacer nada por la lucha obrera que con tanto afán se os llena la boca. O dicho de otra manera: joder, si tan espléndido con la causa obrera es Zapatero, porqué no elimina los contratos basura que aprobó su antecesor de partido.

Os recuerdo que dar dinero es dar limosna, no una solución política para erradicar el problema. La época del zapaterismo misericordioso basada en el limosneo de 400 € y la donación puntual, no es la solución que erradique el problema, sonó que es simplemente beneficiencia. Para eso tenemos a Cáritas, que hace mejor el trabajo.

Toni Soler dijo...

Del carácter del empresariado español ya he hablado en este blog, la última vez en el post “recuperar la confiança” (…) pese a los esfuerzos realizapor por las diferentes administraciones, España sigue a la cola de Europa en cuanto a empleo estable y de calidad. De esta situación se pide explicaciones lógicamente a los responsables políticos, opino también, que alguna responsabilidad tendrán también los empresarios españoles, durante años hemos visto mejorar sus cuentas de beneficios y sus sueldos. Ahora hay que sanear sus cuentas, socializando las perdidas y privatizando los beneficios.(…)

De la deducción de los 400 euros, en total, 16.500.000 de contribuyentes se beneficiarán de la medida: 15.500.000 de trabajadores por cuenta ajena y pensionistas, y 850.000 autónomos. Además, con la nueva deducción, 1.300.000 asalariados y pensionistas dejaran de estar obligados a presentar la declaración del IRPF, y en cuanto a los autónomos, serán 85.000 en total los que también quedarán exentos del impuesto, añadiré estos datos a mi discurso para la próxima ocasión.

Anónimo dijo...

Yo me pregunto dónde están esos sindicatos "defensores de los trabajadores", (supuestamente)y si en el caso de que gobernara otro partido, permanecerían escondidos como hasta ahora.
Rectifico, reaparecen para hacerla más gorda o cuando les tocan su sede, claro que teniendo en cuenta que muchos de ellos militan en las listas socialistas tampoco es de extrañar.

Laura

Toni Soler dijo...

El PSC de Abrera ha organizado una conferencia/debate para el próximo 24 de febrero a las 19 horas en la Sala Municipal, con el titulo "Propostes i posició
de l’UGT de Catalunya davant la crisi actual" en la que participarán destacados líderes sindicales, de la conferencia se hará la difusión oportuna, estáis invitados.

Salud

Anónimo dijo...

pero quien lo ha organizado? el psc para ugt? vamos a ver un poco de por favor

Karen dijo...

A mi me averguenza, que haya gente que valore el trabajo bien realizado de la derecha, que es hacer más rico al rico y más pobre al pobre, debe de ser una persona adinerada, que teme ver perder su economia, y su egoismo no se lo permite, bienaventurado sea.
Aconsejaria buscar en el dicionario, las palabras, solidaridad y caridad.
La solidaridad es lo que hacen las politicas de izquierda (ayudar a los que menos tienen) y la caridad es lo que hace la iglesia, amen...

Anónimo dijo...

Para mi una politica de izquierdas es aquela que intenta que TODOS tengan unas necesidades basicas cubiertas, la llamada sociedad del bienestar, sanidad, educacion y servicios gratuitos para todo el mundo.
RARO ASALARIADO