lunes, 5 de julio de 2010

Es su decisión.

Hoy ha entrado en vigor la nueva ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, su tramitación en el Parlamento y la posterior puesta en vigor ha levantado las mismas polémicas que hace veinticinco años.

Las mujeres pueden y deben decidir sobre su propia maternidad y esto es lo que garantiza la nueva regulación. Polémicas aparte, la penalización del aborto no ha conseguido nunca su erradicación y además, olvidemos los tabús, la ley garantiza la salud sexual de todos.

2 comentarios:

Nicolás dijo...

Más de uno y de una necesita seguir imponiendo a los demás sus posiciones y creencias pisoteando y menospreciando los posicionamientos que co coinciden con los propios. A fin de cuentas es una ley que no obliga a nada solo posibilita a quien quiera ejercer un derecho que no haya de acabar en la cárcel.

Joana dijo...

Ja saps, volen manar a qualsevol preu.
És la dona que ha de decidir, per tant s'ha de respectar, però digues, si un partit, suposadamet democràtic, crida a la gent i als seus a desobeir.... com hem d'anar bé?
Bon dia!